top of page

Este libro reúne siete cuentos de Jūza Unno, considerado el padre de la ciencia ficción japonesa y uno de los escritores más populares para varias generaciones de su país. Maestro en la exploración de distintos géneros literarios, sus textos exploran distintas épocas y lugares: un Japón de la era Edo que oculta samuráis robots, apariciones espectrales y países fuera del mapa; en clave juvenil asistimos a las travesuras que unos niños les hacen a extranjeros de países menos desarrollados; viajes interplanetarios, en el tiempo, científicos locos y detectives esquivos. La vasta obra de Unno contiene el germen de muchos de los temas que en el futuro se harían recurrentes para los escritores y mangakas de su país.

 

Jūza Unno escribió entre 1928 y 1949, hasta el día de su muerte, y su obra fue muy popular en revistas científicas y literarias de Japón. Ingeniero de profesión y en contacto estrecho con los científicos del imperio, propuso avances desconocidos para su época y cuestionó el desarrollo científico sin una moral que evitara que este se volviera un arma de doble filo. Las bombas atómicas lanzadas en Japón, evento para el cual Unno se preparó buena parte de su vida, vendrían a cumplir su aciaga profecía.

El paisaje del país de las cenizas - Jūza Unno

SKU: 9789569673252
$13.000 Precio
$12.000Precio de oferta
  • Jūza Unno (1897-1949) nació en Tokushima, Japón. Es considerado el padre de la ciencia ficción japonesa. Estudió ingeniería eléctrica en la Universidad de Waseda, pero al cumplir 31 años decidió dedicarse a la escritura, con lo que cambió para siempre el panorama literario de su país. 

    Sus textos fueron muy populares y publicó más de 170  en revistas científicas y periódicos de la época, donde exploró tanto las posibilidades de la ciencia y su influencia en la sociedad, como el género detectivesco y el eroguro. Fue cercano a los grandes científicos del imperio y sus obras se difundieron por todo el país, llegando a aparecer incluso en textos escolares, por lo que varias generaciones de lectores y autores lo consideran un maestro. 

    La derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial y la muerte de su mejor amigo, el escritor Ikujirō Ran, le trajeron numerosas enfermedades que lo llevaron a la muerte a los 53 años de edad. Su funeral fue precedido por su amigo Edogawa Ranpo y quien sería considerado el continuador de su obra: Osamu Tezuka, autor del manga Astro Boy.

bottom of page